22/2/10

Crítica: Malditos Bastardos

CRÍTICAS DEL 2009
INGLORIOUS BASTERDS
Creo que esta puede ser otra de tus obras maestras


Llego tarde para hacer esta crítica, pero os (me) lo prometí: un crítica o escuética por cada película del 2009 vista por el servidor.
Esto es una crítica que no critica nada. Y los seguidores del blog lo sabéis de sobra: Tarantino me parece el mejor director (y guionista) del momento, y su última película no me ha hecho cambiar su estatus.
Todo se ha dicho ya sobre este filme y este escrito sólo sirve para confirmaros algo que ya podíais intuir, pero, ¿por qué me ha gustado tanto tantísimo esta película? "Fanatismo" diréis algunos. Pues claro, pero no sólo.
El cine de Tarantino es un cine ecléctico, un conglomerado de muchos géneros y detalles, homenajes, y diálogos y escenas hilarantes, tramas cargadas de venganza y violencia, personajes carismáticos o giros inesperados. Pero sobre todo, su cine es evasor, creador de emociones sin convencionalismos baratos "made in Hollywood", de tensión y dramatismo, de soltar un "¡joder, qué chulada!", y por último, llenarte de gozo y felicidad. Inglorious Basterds tiene todo esto.

Esta película está tan plagada de detalles y momentos que me son imposibles de enumerar y de destacar uno en concreto. La película los engrasa, divididos en cinco capítulos, de una manera perfecta, nada sobra y el metraje se hace ameno y entretenido (es más, me da un coraje enorme su tijeretazo para su estreno comercial). Los diálogos son geniales, si bien es cierto que son menos superfluos que en películas anteriores del director (marca de la casa) y se sienten más intrínsecos a la historia; diálogos puestos en boca de una gama de personajes antológicos genialmente interpretados: Mélanie Laurent y Diane Kruger, bastardas encantadoras; Brad Pitt, Eli Roth, Til Schweiger, BJ Novak y Omar Doom, divertidísimos bastardos, y Christoph Waltz, el gran bastardo, desde ya con su personaje, pasa a la lista de los villanos más carismáticos de la historia del cine (el último en entrar fue el Joker de Ledger).
La banda sonora es un último acierto de Tarantino que suscribe magistralmente cada escena (nunca olvidaré lo acontecido en la sala de proyección). Y el apartado técnico es sobresaliente, destacando su magnífica fotografía.
Vamos, qué voy a hacerle, me encanta todo lo que ha rodado este hombre, y por eso os dejo que me llaméis fanático. Pero mi admiración a esta película, como he dicho, no sólo es fruto del fanatismo.

Inglorious Basterds es una sátira sobre la Segunda Guerra Mundial con espíritu de western, que retrata la ansiada venganza del pueblo judío alterando la historia. Tarantino demuestra de nuevo su maestría como guionista y director original y sorprendente al desarrollar una venganza a dos bandas, los bastardos y la Operación Kino y la venganza personal de Shoshanna, con el cine como colofón y derrocador final del Tercer Reich. Y me encanta eso, me encanta el rostro de la venganza judía y no puedo ocultar mi emoción al ver esa sala incendiada y oír las metralletas y los gritos de aquellos que tanto daño causaron. Es aquí donde se encuentra ese gozo in crescendo como la tarantela de los títulos de crédito, esto es lo que convierte a Inglorious Basterds en un obra maestra e imperdible: la ansiada venganza judía ejecutada por el cine.
No quiero que me malinterpretéis, no soy partidario del ojo por ojo, pues estamos hablando al fin y al cabo de una simple película, pura fantasía: me gusta el gore pero si a mi lado uno se corta el brazo mi primera reacción no será reír. Y no me refiero al cine ejecutor de la venganza como a la sala del cine de Shoshanna y a su película, sino al cine de Tarantino y su hacer con esta película. No podemos cambiar la historia, pero el cine sí que puede, y Tarantino ha podido con esta película. El cine puede ser terapéutico, como Inglorious Basterds, pero hay veces en las que no hay que considerarlo como algo más. El cine es un mentiroso, pero qué coño, nos encanta que nos engañe.
NOTA: 10 (* * * * *+)

Lo mejor: pleno: seis obras maestras de seis películas.
Lo peor:
Mike Myers. Y que acabo de perder toda mi (posible) credibilidad con el comentario anterior, sobre todo por considerar a la obra maestra de Death proof como una obra maestra (y su compañera de sesión, Planet Terror, también lo es).

PD1: La crítica feliz que prometí.
PD2: Aunque sea difícil, espero que gane el óscar a la mejor película, pues sin duda, de todas las películas que participan en los óscar 2010, Inglorious Basterds es la mejor. "Sound good?", "YES, SIR".

6 comentarios:

Sean Bauer dijo...

Es una posibilidad que no pocos descartan, aunque despues de los BAFTA ya es dificil que no gane The Hurt Locker, pero no por ello imposible.
Para mi Malditos Bastardos es lo mejor de Tarantino desde Pulp Fiction, no se si estaras de acuerdo, pero esta es la primera desde la cinta de Travolta que me gusta al 100%

Y por cierto, me ha gustado tu feliz crítica. Da gusto leer algo con soltura y cariño y no algo a lo que se critica, que sino es con algo de humor e ironia, puede llegar a cansar o doler.

Un saludo, Roke ; )

victor dijo...

Como me gustaría que esta joya se llevara el Oscar a Mejor Pelicula... Muy buena crítica.

¿El infame de Mike Meyers aparece en esta película? No me había dado cuenta... tan despistado soy? o será el maquillaje?

Lara Tuyaret dijo...

Yo tambien quiero que gane el Oscar a Mejor Pelicula!!! De esa forma volveriamos a creer en lo Oscar. Para mi fue la mejor, lejos. Tarantino siempre es el mejor, uno de los grndes directores del siglo XXI.
Te felicito por el blo.
Te invito a Dulce Pururu!!
Saludos

Jorgee dijo...

Ojalá se llevara el Oscar... se lo mereceeee! es la que más me ha gustado d etodas las nominadas aún sin ver An Education y District 9!

Saludos Roke!

Alvaro dijo...

Magnífica película...
Tarantino se merece el Oscar, pero es muy probable que los gatos azules de Cameron se lo arrebaten.
En todo caso, creo que las tres con más posibilidades son "Up in the Air" "The Hurt Locker" y "Avatar"
¡Saludos!

mge dijo...

Se va a llevar mejor actor de reparto, y quizaaás mejor guión, pero está difícil.

La primera escena es increíble, lo mismo la de la taberna subterránea.