20/1/12

Crítica: Los hombres que no amaban a las mujeres

CRÍTICAS
THE GIRL WITH THE DRAGON TATTOO
La chica con tatuaje de dragón que pateaba a los cabrones


El cine de David Fincher lo descubrí prácticamente alrededor del verano pasado. Ya había visto The curious case of Benjamin Button pues tuvo especial repercusión hace tres años, y me parecía una película interesante, curiosa, bonita, aunque un tanto pesado y con poca chicha. Después de haberme visto toda su filmografía no puedo dejar de afirmar que este tipo es un genio, con sus más y sus menos, pero genial. Hipnotizador, detallista, virtuosista con la cámara y excelente narrador de historias con un ritmo vertiginoso.
Por otra parte, la trilogía sueca de Stieg Larsson Millennium ha sido un un éxito de ventas y que hace solo dos años se adaptó al cine. Lo cierto es que lo máximo que sabía de estas historias era algo de una tía con pinchos y tatuajes de dragón, hombres misóginos y no se qué de un bidón. Nunca me llamó especialmente la atención, hasta que David Fincher anunció que se encargaría de una nueva adaptación cinematográfica de la primera novela. Y ahí me dije: "si he de conocer esta historia, será de la cámara de Fincher". Así que activé hibernación informativa y ni leí sinopsis, ni seguí el proyecto de cerca y el único tráiler que vi fue el teaser que solo mostraba imágenes sin contarte de qué iba... bueno, fue una hibernación regular, pero, igualmente, llegué al cine sin saber de qué trataba. Así que no sé si las otras pelis son buenas, fieles a los libros o si Noomi Rapace está mejor que la prota de aquí, pero la verdad me da igual, y si así es, ole sus ovarios.











Nada más empezar, ya mola con esos títulos de crédito que a mí recuerdan a una especie de corto de Jan Svankmajer pero más modernizado y elegante. Y lo cierto es que la película mola un huevo, aunque para ser el regreso de Fincher al thriller, la historia es menos original de lo que me esperaba. La investigación no es tan visceral ni apasionante como la de su gran obra maestra, Zodiac, pero mola igual porque dirige Fincher, y este tío puede convertir en frenética hasta Lawrence de Arabia. Gracias a él y a un montaje muy bien diseñado, la película gana en ritmo, y se envuelve de una atmósfera fría, hipnótica, y, diría, romántica, intensificada por una fotografía fría y una música subversiva (fea, es verdad, pero queda de bien). Lo de romántica va por lo que considero el punto clave para no considerar esta historia un capítulo de CSI versión "Estoeselcolmo", y no es nada más ni nada menos que el personajazo de Lisbeth Salander y su relación con Mikael Blomviskt. Un chavala con un pasado oscuro y difícil, algo antisocial, pero con una fuerza que asusta. La película explora poco a poco sus emociones pinchando su coraza, y conforme la conocemos, sentimos empatía hacía ella, la acabamos queriendo. A mí personalmente me entran ganas de protegerla, aunque la protección la necesitaría yo si le dijera eso. A todo esto, la relación con su co-protagonista tiene química y resulta bastane sexy. Todo esto es gracias, en gran parte, a la maravillosa Rooney Mara encargada de dar vida a Lisbeth clavando al personaje. El óscar para ella, ¡por favor! Daniel Craig también resulta bastante competente. Y ya que hablamos del reparto, resaltar a Plummer, que está fantástico, casi tanto o más que en Beginners. Volviendo a las líneas generales, quizás el final se siente algo estirado, pero mola igual. 
Es que todo mola en esta peli, coño, porque no deja de ser una peli comercial molona, aunque con el certificado de calidad Fincher y ese aura romántica que la caracteriza y la hace grande (y que se nota que era el objetivo de Fincher con la última escena)... Tampoco nos colemos, no es una obra maestra ni lo mejor de su director o lo que el género puede ofrecer, pero coño, cuando uno se tira dos horas y media sin pestañear, por algo tiene que ser, ¿no?
NOTA: 9













Lo mejor: Rooney Mara, la química con Craig, varias escenas y frases de matrícula, la atmósfera hipnótico-romántica, que dirige Fincher.
Lo peor: un final quizás más alargado de lo que uno esperaría, y las secuelas, si las hay, que no las dirigiera Fincher. Me entraron ganas de beberme un Coca-Cola, comerme un Happy Meal, buscar cualquier chorripollez en Google y apañarme un Apple. No es una obra maestra, pero ni falta que le hace.

PD: Os estáis dando cuenta, ¿no? Después de eones sin subir una crítica, con el blog más muerto que vivo y a pocas semanas de los exámenes que me dejarán igual o peor que el blog, subo una crítica (aunque sea tan sosa y con un título tan cutre). ¡Eso se merece un aplauso!
PD2: Cómo me mola Lawrence de Arabia, ¿eh?

10 comentarios:

Patricia dijo...

Isidro, cómo me hiciste reír con esta crítica! Bueno, a diferencia tuya yo me leí los libros y vi las pelis suecas pero creo que no deben compararse. Hacerlas te crea ruido como espectador más que sumarte algo...y uno en el cine quiere disfrutar por sobre todo.

La fotografía gélida y la música en 7 canales me encantaron. Después de mirar rabiosamente alrededor varias veces, me dí cuenta de que nadie tenía el celular prendido, sino que eran ruidos de la peli. Geniales.

La secuencia de títulos solo la supera la de Seven pero es espectacular.

En el casting me falló Robin Wrigth, la verdad. No me creó chispas como para que me parezca algo interesante, pero bue..

Respecto al final, sí. Pero es un vicio de la novela también que una vez que resuelven el caso así de agarrado de los pelos, se crea esa situación. Si me preguntás a mí es casi transición porque el foco de atención ya se terminó y es porque el autor se enamoró de su personaje y no lo podía soltar. Para pertenecer al género, le faltó que se animaran a hacer un final más amargo (incluír, por ejemplo, que nada hicieron sobre el pasadito de M...).

Habiendo dicho esto, claro que no es la mejor, pero es muy buena.

Saludos

Carlos Andrés dijo...

No voy a leer, no voy a leer. Ya serás odioso y pondrás spoilers enormes, así que me reservo. Además prefiero no saber mucho de esta película antes poder disfrutarla. ¡Qué ganas de verla!

PD: No pierdes oportunidad para nombrar a Lawrence de Arabia. Eso que en el fondo la amas y no lo quieres aceptar :P.

Saludos a vos y a Linda.

Elisaul dijo...

quiero verla, aunque claro que no espero una obra maestra. Hace tiempo que no veo una pelicula de Fisher.

Estoy pensando volver a ver Lawrence de Arabia para ver si es mejor de lo que recuerdo.

Roke dijo...

Patricia: ¡Bienvenida al blog! Leí tu crítica esta tarde, y suscribo todo lo que dices. Técnicamente la película es fantástica, y argumentalmente bastante competente. Interesante lo que cuentas sobre el final (SPOILER). Una vez resuelto el enigma, uno espera que acabe la peli, por eso extraña que siga casi 20 minutos más. Pero personalmente me gustó la escena final, que se justifica si vemos la película desde ese prisma "romántico" (qué pesado soy, por dios): no interesa tanto la resolución de la investigación en sí como lo que piensa y siente su personaje principal, al que se le coge cariño irremediablemente.

Carlos: cuando "espoileo" aviso, hombre. Me ha salido una crítica muy limpia, te lo aseguro. Pero mejor vela sin saber nada, la disfrutarás más ;) Sobre Lawrence yo no elimino la posibilidad de que si algún día la vuelvo a ver me encante, otra cosa es que me entren ganas de verla. Ah, y Linda quiere saber ya si lo tuyo va en serio o qué, porque está deseandito pillarte.

Elisaul: es lo mejor que puedes hacer, rebaja expectativas y seguro la disfrutarás más. Estoy ansioso por que las veáis y publiquéis vuestras opiniones, no me sorprendería ver malas notas.

Saludos a los tres, y ¡gracias por pasaros!

Emilio Luna dijo...

Ya era hora Roke!!Esta tarde pasé por aquí y vi que llegué tarde a los Globos. A mi me gustó mucho salvo deslices al final. Aunque a Fincher se lo perdono todo.

Un abrazo.

daniel dijo...

Y con lo que me encanta el cine de Fincher, simplemente me dejas con grandes expectativas. Los créditos de inicio son todo un lujo, los vi el otro dia, y me debo ver Zodiac, es la unica de él que no he podido verla, y lo de "obra maestra" me quita el aliento. ¿Que posibilidades le ves en los Oscars?

Que bueno tenerte de nuevo por aqui Roke ;-) Un abrazo.

Rodrigo Moral dijo...

Muchas gracias por pasar, qué justo coincidimos en publicación. Me alegra que resaltes a Lisbeth Salander (es que debe ser así), pero te aseguro que cuando veas a la encarnada por Noomi Rapace, no podrás resistirte.
De cualquier forma, me gustó mucho. Y es cierto que son 150 minutos que no aburren, o al menos aburren menos que no sé cuántos cientos de páginas.

Yo creo que trilogía habrá, le vaya bien o no. Me gustaría ver qué tal la maneja otro director, pero se la quedará Fincher, seguro. Espero que logre retratar mejor el lugar, que hay para sacar bastante juguito.

Saludos.

Roke dijo...

Emilio: Total, con los Globos no te perdiste mucho, esto de profetizador no se me da muy bien. Parece que todo el mundo coincide en que al final se tambalea, aunque cada cual por diferentes motivos. ¡Espero con ganas tu crítica!

Daniel: Si la ves con las expectativas rebajadas pensando que estarás ante una peli comercial cualquiera seguro la disfrutas más. Sobre los óscar, soy optimista y creo que tendrá presencia en todo lo importante, aunque la verdad, con que Mara esté nominada, yo ya voy contento (pero a ver qué otra actriz cae, ¿Close, Swinton...?)
¡Zodiac debes verla ya! Este verano elegí a El club de la Lucha la mejor de Fincher, pero hace unas semanas volví a ver Zodiac y me atrapó de una manera alarmante. Magnífica, sí señor.

Rodrigo: He adorado ese personaje la verdad, y personificado en Mara y cómo lo interpreta, me ha enamorado. Ahora me da cierta curiosidad ver las suecas (o al menos la primera) y ver qué tan bien lo hace Rapace. Si hay trilogía, bienvenidísima, pero si dirige Fincher, yo ya respiro tranquilo :)

Gracias por pasaros y comentar tanto, Linda está la pobre enmallaíta. Saludos ;)

Gine dijo...

¿Al final te ha molado o no? es que no lo dejas demasiado claro. ¿Así que dices que es romántica? xDD

Bastante de acuerdo, me encanta la fotografía y la atmósfera que consigue crear Ficher y compañía y la actuación de Rooney Mara.
A mí me pasó como a ti fui sin tener ni idea de la trama y me pareció un poco previsible, pero interesante. A mí no me convenció ese final, me chirría vale que veamos a Lisbeth vulnerable, pero tanto...
Como a ti me entró curiosidad por ver el trabajo de Rapace y vi la sueca después. Aunque las dos hacen muy buenas actuaciones, sigo pensando que Mara la hace más humana.
Zodiac se disfruta muchísimo más en un segundo visionado que la primera vez

Saludos ;)

Roke dijo...

Gine: En verdad todo responde a una táctica subliminal, uno termina de leer la crítica y acaba diciendo "mola, mola", aunque no le haya gustado... o eso o que tengo la variedad léxica de un cacapú xD
A mí en cierto modo también me chirrió un poco el final, pero recalca esa idea que no voy a volver repetir cómo es y por eso me acabó molando. Y Zodiac, peliculón, peliculón ahora mismo la volvería a ver.

Gracias por pasarte, Gine, siempre me alegran tus comentarios. Saludos ;)