24/2/11

Crítica: Los chicos están bien

CRÍTICAS DEL 2010/2011
THE KIDS ARE ALL RIGHT
Los chicos están bien, pero las mamás muy locas

Seguimos con este repaso a las 10 nominadas al óscar principal cuyos ganadores se darán a conocer el próximo domingo. Ahora toca la comedia indie del año: Los chicos están bien. Por comedia indie del año entendemos (o por lo menos yo) una película estadounidense de bajo presupuesto en formato de comedia (ahí he estado agudo) más de sonrisas que de carcajadas, con cierto conflicto dramático, que parte de una premisa original tratando temas de actualidad con cierto fondo conservador, que consta de un buen reparto, un guion sólido y una banda sonora chulísima, y, que acaba nominada al óscar a mejor película. Siempre se citan los ejemplos de Juno y Pequeña Miss Sunshine.
La verdad es que esta mezcla me suele gustar porque me gustan más los finales buenrollistas que a un tonto un lápiz, y la segunda que he mencionado me parece una de las mejores muestras de cine de la historia. Pero no siempre están tan bien...

La película en cuestión parte de una idea muy original: los hijos de un matrimonio de lesbianas siente curiosidad por conocer a su "padre" biológico (un soso Mark Ruffalo), a quien encuentran y cae genial a la familia, tanto que una de las mamás (una encantadora Julianne Moore) se lo tira más de una vez (uuh), suscitando los celos de la otra mamá (Annette Bening, otra sosa). Sí, la premisa es todo lo original que Cholodenko (la directora) ha querido, pero es lo único original de la película: el desarrollo es lo más tópico del mundo dentro de una trama de infidelidades, y no me podéis decir que no: "pero, ¡está protagonizada por lesbianas!", ¡cómo si no me hubiera dado cuenta! Esto me recuerda a Zombis nazis: que los malos sean nazombis no la exime en ningún momento de ser la típica película de niñatos en una casa del bosque que caen uno a uno como moscas.
Tampoco me termina de agradar del todo su resolución (últimamente no puedo controlar los spoilers, aquí vienen): no me parece justo el trato final al personaje de Ruffalo (ya pasó algo parecido -y spoiler de Juno- con Bateman en la del 2007, ¿otra característica más de la comedia indie del año?), que lo reducen al malo malísimo; y resultará chocante hablar de conservadurismo en una película sobre lesbianas, pero lo hay en cierto modo: el mensaje que se quiere transmitir es la familia y el matrimonio como un núcleo indispensable (la buena es la cornuda, y la mala, hasta que se arrepiente, la infiel, cómo no). Pero, ¡qué coño! no deja de ser un mensaje bonito, de ahí que acabé con una sonrisica muy bobalicona. E incluso, aunque pueda parecer que me contradiga, es un final totalmente necesario, y una película de obligada visión: el cavernícola que diga que una pareja homosexual no puede formar una familia, que vea esta película, y si sigue en las mismas, que se quede en su cueva. Y a volar tan panchos.

NOTA: 7 (* * *+)

Lo mejor: Julianne Moore (que con sus cincuenta tacos sigue tan sexy como siempre), algunas escenas hilarantes (coño, es verdad ¡que es una comedia!), la música adaptada, el mensaje y demás.
Lo peor: que Annette Bening haya sido tan sobrevalorada por esta actuación cuando su compañera de reparto de se la come a bocados.


Opciones de óscar: ha recibido cuatro nominaciones y saldrá del Kodak Theatre con cero premios. Película es una mención justa gracias a la extensión a 10 nominados pero sin ninguna posibilidad, actor secundario es una nominación que no termino de entender, y tanto en actriz como en guion original podríamos decir que es una alternativa que podría dar la sopresa venciendo a Cisne negro y a El discurso del rey, respectivamente, pero parece que no será así.




PD: esto era un intento de crítica corta y me ha quedado más larga de lo que pensaba. Empiezo a temer que no me dará tiempo a reseñar la decena (¡todavía me quedan siete!).
PD2: me estoy dando cuenta que poner las estrellicas al lado de la nota es algo que no dice absolutamente nada, ¡y llevo 3 años ya poniéndolas y provocándome calentamientos de cabeza en plan: "¿un 7 son tres estrellitas con un más o directamente cuatro?" (?)! Anda ya y que las f_llen a partir de ahora.

4 comentarios:

domive dijo...

Muuuuy de acuerdo: Julianne está muy por encima de bening! Annette está bastante sobrevalorada en esta carrera a los oscar, a mi me gustó más kidman que ella y natalie simplemente no tiene rival...
Por cierto, una gran posdata!XD! La de quebraderos de cabeza que me da tener que darle una nota precisa a una peli y luego darme cuenta de que le he dado la misma a una peli que me parece peor o viceversa!

Un saludo, espero ver pronto las demás reseñas de las 10 pelis nominadas!^^

Gine dijo...

bastante de acuerdo con tu crítica. La película es entrañable, sencillita y te deja con esa sonrisa bobalicona, como dices... pero no da para más.

Vuelvo a repetir que los académicos la han cagado... no tenían que haber nominado a Benning para esta película, la tendrían que haber nominado por Mother and Child (si no la has visto te la recomiendo) donde está genial. Pero al no hacerlo yo apoyaré esta nominación.

Saludos ;)

daniel dijo...

De acuerdo en la critica... Y al igual que vos no entiendo cómo rayos nominan a Ruffalo (¿wtf?) y dejan a un lado a Moore (que está esplendida). Eso sí, me parecio que Bening hace un trabajo muy notable en la cinta, al igual que como dice Gine en Mother and Child (donde por cierto Watts se luce tambien).

Es una de las peli más atrevidas y a la vez entrañables del año.

Saludos!

P.D Yo no confio en las estrellitas, me vuelven loco xD

Rodrigo Moral dijo...

Anoche la empecé a ver por segunda vez, pero me venció el sueño.
Estoy de acuerdo en varias cosas. Por ejemplo, el trato (En Juno) a Bateman es terrible e injustificable, aunque acá (en Mi Familia) me gustó, la verdad. Es más justo, para mí.

Sí, me gustó mucho Annette Bening, y más que Julianne Moore.
Sí, Mark Ruffalo es flojito, aunque la nominación no es un horror. Digo, tampoco hubo actorazos este año.
Y sí, es una comedia (bah, comedia dramática para mí) que como comedia, no funciona demasiado. Si se hubieran tirado a darle un tono más dramático, quizá habría sido diferente.

Igual es una buena película, aunque pasan los minutos y se me va achicando, cuando las segundas veces suelen ser mejores.