23/2/11

Crítica: Cisne negro

CRÍTICAS DEL 2010/2011
BLACK SWAN
El cisne de los lagos

Cisne negro es la última película del director de apellido enrevesado Darren Aronofsky, que se encuentra actualmente en las carteleras españolas. El cine de este tipo es muy efectista, historias muy rebuscadas que siguen a personajes en situaciones al límite, narración manipuladora con moralina, mucho movimiento de cámara y una música que toma un protagonismo importante... ¡VIDEOCLIP! Ayer pusimos un poco verde a 127 horas por este mismo motivo, pero digo que Cisne Negro es un peliculón. Boyle y Aronofsky presentan una serie de similitudes en su cine, la principal diferencia entre ambos radica, simple y llanamente, en que Aronofsky me gusta cómo hace su cine y Boyle, no.
Aronofsky es un tío que quiere llevarte a su terreno, rueda sus películas para que el espectador las siga cómo él quiere, ¡te manipula! (ooh) y se le ven los hilos. Y esto se traduce en que si te dejas llevar te gustará, y si no, no. Por ejemplo a mí Pi me parece una estupidez provocadora de dolor de cabeza, y Réquiem por un sueño, si bien me parece buena, es deamsiado moralista, y eso puede molestar al espectador (y me incluyo). Con La fuente de la vida, la que para mí es su mejor película, es del estilo de su opera prima, pero es que es poesía pura y si uno se deja llevar es una experiencia cinematográfica alucinante (también da paso a varias interpretaciones, como Pi, pero esta es que es insalvable). El luchador is different, es un muy buen drama que sigue a un único personaje, más sensible. Por último, Cisne negro es una mezcla de todo: es un luchador a lo réquiem pero tan bonita como la fuente (y al pi que le den... decimales).
La película sigue a Nina (Natalie Portman), una chiquilla bailarina de ballet, sobreprotegida por su madre (Barbara Hershey) su madre que ve en su hija lo que ella no llegó a ser, y a la que le asignan el papel principal de El Lago de los Cisnes, que comienza a tener trastornos psicológicos y agotamiento debidos a la rivalidad con una nueva compañera (Mila Kunis), las presiones del director de la compañía (Vincent Cassel) y de su madre, y catapún, se nos vuelve loca y no sabe distinguir la realidad de la ficción.
Personalmente el argumento me parece una chulada y el amigo Darren, de nuevo, te lleva por donde el quiere, ¡y yo que se lo agradezco! Un viaje a través de confusiones mentales, estallos de emociones contenidas, miedos, tensiones sexuales y ¡gore!, o mejor dicho, lo que yo llamo gore psicológico: sin mostrarte mucho te sugiere cada horror físico peor que ver muñones sangrantes. Y todo sufrido en una interpretación magistral de Natalie Portman. Y me da mucho coraje que se le eche mierda a su interpretación por esto que dicen que para alguna escenas de baile usó dobles, ¡anda ya!, como si su actuación fuera solo baile; "pero es que es el típico papel de chiquilla débil que sufre", ¿y? Lo hace de puta madre: provoca, asusta, conmueve, hay que aplaudirla hasta que nos sangre las manos, ¡coño! Ella es la película y se luce. Y el resto del reparto también genial: Ryder en un papel breve pero intensísimo, me acojoné; Kunis más sexy que nunca y Cassel y Hershey tampoco se quedan atrás.
Y bueno, a nivel técnico es sublime. Lo que sí quiero comentar antes de acabar es el final (así que hay spoiler, y también de 127 horas, quedáis avisados). Algunos dicen que es previsible. Sí, ¿y? Joder, todo el mundo sabe también que el Ralston se va a cortar el brazo y le llueven halagos. Nina se mata, sí, acaba con su muerte tras una actuación excelente en el estreno del Lagos de los cisnes, y se veía venir, pero todo el juego de escenas hasta ese clímax, donde la fusión de todos los elementos de la película: la música del Lago de los cisnes adaptada por Mansell, fotografía, escenografía, montaje, etc. confluyen de una forma hipnotizante, poesía cinematográfica. Y eso para mí es el cine en su máxima definición. Darren, después de la maravillosa experiencia que fue La fuente de la vida, lo has vuelto a conseguir.
NOTA: 8.5

Lo mejor: prácticamente todo, hay cada escena inolvidable. Se destaca a Portman y el chulísimo final.
Lo peor: Como siempre, a Aronofsky se le ven lo hilos, pero a mí me la trae floja. Maravillosa.

Opciones de óscar: Es un pena que solo opte a cinco y se hayan olvidado del guion, dirección artística y vestuario. No es la favorita, por lo que sus opciones en Película y director parecen nulas, pero la nominación ya es suficiente reconocimiento. Fotografía y montaje parece que, otra vez más, caerán a la que vaya a ganar mejor película: o El discurso del rey o La red social, aunque el primero puede que caiga también en Origen o Valor de ley, pero no en Cisne negro. Donde sí parece cantado su premio es en actriz protagonista, algo, aun sin ver Blue Valentine, que sería justísimo, si no les ha dado a los académicos por votar la sosa interpretación de Annette Bening.

3 comentarios:

daniel dijo...

Grandiosa joya que el 2010 nos regaló... Ese gore psicologico que describes me encanta.

Saludos!

Gine dijo...

totalmente de acuerdo con lo que dices, lo suscribo todo... incluso tu orden de preferencia de las pelis de Aronofsky.

Saludos;)

Me encanta tu estilo a la hora de escribir las críticas... siempre me acabo riendo y se hacen mucho más amenas que las críticas sesudas xD

domive dijo...

Mi favorita en esta edición de los oscar... simplemente electrizante, la interpretación de portman es magistral pero es que el ritmo de la peli es uaaa...! Un thriller casi perfecto en toda regla! Gracias aronofsky! Gracias portman!^^

Un saludo! Ya te sigo!^^