8/3/12

Crítica: Rango

CRÍTICAS
RANGO
2011, Gore Verbinski


Señale el elemento que rompe la serie.
Coche, autobús, barco, excremento de cabra, avioneta.
¡Correcto!
Manzana, pera, vómito de burro, plátano, kiwi.
¡Sensacional!
Shrek, El viaje de Chihiro, Buscando a Nemo, Los increíbles, Wallace y Gromit: la maldición de las verduras, Happy feet, Ratatouille, WALL·E, Up, Toy story 3, Rango.
No me toques los huevos, no me toques los huevos, que no estoy de buenas. El elemento que sobra y resobra de la serie anterior es Rango, la película de Gore Verbinski ganadora del óscar 2012 a mejor película de animación, entre todas las ganadoras del premio desde su creación. Y sobra porque entre tanta obra maestra, para el tipo que aquí dice todo lo que le sale pelotillas, Rango se queda cuajá.
Admiro mucho, muchísimo, a cualquier director de acción real que se atreva con la animación. Me puede la curiosidad de ver cómo traslada los cánones de su cine a un medio totalmente distinto. Y encima Gore Verbinski me mola, todo lo que le había visto me parece, cuanto menos, interesante. Desde la infravalorada divertidísima Un ratoncito duro de roer, pasando por The ring (peliculón) hasta la trilogía de Piratas del Caribe (la cuarta del Marshall mejor olvidarla), que queráis o no, ha hecho historia y espero que el tiempo la ponga en el mismo sitio que a Indiana Jones (o al menos a La maldición de la Perla Negra, que es una obra maestra). Vamos, que de Rango, película de animación con el espíritu de los Piratas y estética wéstern solo me podía esperar un peliculón.
Al parecer, todo el mundo lo ha encontrado. O al menos una película de aventuras bastante competente. Pero yo no, yo creo que es un mojón… Bueno, en verdad no, no creo que sea tan mala, pero me cabrea tanto que todo el mundo la alabe y me tengo que tragar tanta mierda (aunque normal, si no me gusta, me jodo y a volar) que solo mierda tengo para escupirle. "¿Pero por qué le tienes esa manía, qué te ha hecho a ti el camaleón?".

¿Que qué me ha hecho el camaleón? Existir, eso es lo que me ha hecho. El personaje es insufrible. Un bicho que no tiene nombre, la excusa ideal para sacar una trama secundaria pseudo-filosófica existencialista sobre la búsqueda de uno mismo, pero poner a un lagarto preguntándose un par de veces “¿quién soy?” no te da por ello una peli adulta o profunda como el subsuelo. Es un petardo. De verdad, no entiendo la manía de que el héroe de una película animada sea tan pazguato, tontaina… ¡gilipollas! esa es la palabra. En algunas pelis te lo tragas porque al final resulta entrañable o tal, pero este no es el caso. Mataría a Rango, y me da igual que los camaleones estén en peligro de extinción. Lo repellaría contra el asfalto. Una de vez, sacándome el carné de conducir, vi un camaleón en la carretera, pero gracias a mi deslumbrante destreza al volante conseguí esquivarlo. En otra ocasión me encontré con una rata. Tenía miedo de atropellarla e intenté sortearla. “Bum, bum”. “¿La he matado?” pregunté horrorizado al profesor de la autoescuela. En el camino de vuelta vimos en el mismo sitio un motón de tripas repelladas sobre la carretera. Maté a una rata… Maté a Remy, a Jerry, a Fievel, a Basil… Maté a Mickey… y sin embargo dejé vivo al puto Rango.
Y una película con un personaje principal tan asesinable ya difícilmente se sostiene. Y lo cierto es que la película es un coñazo. Aburre mogollón. Tiene muchos tiempos muertos entre escenas de acción aisladas (y que tampoco son pa’ tanto). Pero el principal problema es su historia. Un argumento con poca chicha y que encima es un refrito de anteriores películas de animación. Al igual que en Bichos, los habitantes de Dirt ponen sus esperanzas de salvación en un extraño que en verdad es un farsante, y al igual que en Vecinos invasores, el mensaje es el de los animalitos contra el afán urbanista del hombre… o como sea, el caso es que si metemos esas dos pelis en un túrmix con Fantástico Sr. Fox (el diseño de personajes, de lo más destacable de la cinta, bebe mucho del peliculón de Anderson), un cactus y una lagartija que te traiga el gato y lo machucamos todo, te sale Rango. Así que original, cero. Profunda o adulta por el rollo existencialista, sus ganas. Así que la película solo funciona del todo como suave homenaje al cine wéstern.
La banda sonora no está nada mal, a manos de Zimmer, pero tiene cuatro cosillas que no soporto: no puedo cuando en una peli ponen la marcha de las Valquirias, está tan machacado eso que no tiene ni chispa de gracia. Igual el vals ese que también te zampan del que no recuerdo el nombre. Pero bueno, la banda sonora se salva, y la canción de los créditos mola.
Y en verdad, no es una peli con la que secarse el sudor del sobaco (toma ya), funciona a trompicones como película de aventuras y tiene una estética molona, pero me resultó aburrida, cero original, con un personaje principal que entran ganas de matarlo y encima con el rollillo ese existencialista con el que se las quiere dar de profunda y lo es menos que un charco de meado de gato. 2011 ha sido un año un poco negro para la animación, con pocas películas que destaquen, y Rango, entre las estúpidas polémicas sobre la animación de Las aventuras de Tintín y el incompresible y terrorífico trato a Cars 2 (del que pronto hablaremos y lloraremos), ha aprovechado para alzarse como la mejor del año, o eso dicen los óscares. Dicen que en el país de los ciegos, el tuerto es el rey… pues mira tú, yo soy republicano.
NOTA: 5

Lo mejor: la banda sonora, el diseño de personajes, la estética wéstern.
Lo peor: la he visto dos veces, la segunda para asegurarme si de verdad era tan mala, y en las dos me aburrí como una ostra aburrida. Historia tan original como la de Avatar. Y el lagarto de los cojones, ¿dónde tengo el coche?

PD: La anécdota de la rata es real, y todavía me atormento… pobre Remy, ya no podrás cocinar más. Y bueno, me alegro de haber esquivado a ese camaleón, coño, que uno sea un gilipollas integral no significa que toda la especie lo sea también. Algunos molan: Pascal de Enredados, Randall de Monstruos S.A., Zelig…
PD2: A partir de esta crítica paso de ponerle título a las críticas, algo que sin duda agradeceréis, porque nunca he tenido ni puñetera gracia con ellos... ni con nada, vamos... ¿os he dicho que cuando era pequeño de mayor quería ser león o pirata? Pues eso.

8 comentarios:

JIFF dijo...

vaya que no te ha gustado
En mi apreciación era eso, un homenaje al western, y en un año de cintas viendo al cine como Hugo , The Artist, no me parecía mal que Rango fuera la ganadora, a mi me ha encantado, nunca la tome en serio, no le vi lo existencialista por ningún lado, a lo mejor querías mucho de ello, en fin.

Sólo me queda una duda al ver que usa los títulos en castellano ¿la has visto sin doblaje?
Pierde muchos enteros cuando alguien llega y la pervierte

Roke Molina dijo...

Jiff, muchas gracias por pasarte y dejar tu apreciación, se agradece de veras.
Sé que con esta peli estoy solo contra el mundo xD Sobre lo del rollo existencialista, bueno, se lo marca más de una vez en esas escenas más surrealistas con el armadillo, en el hecho de que no tenga nombre y adquiera una personalidad distinta, y personalmente, está tratado de pena. Al contrario, no quería esa subtrama bien desarrollada, si no ya sería pa' matarme, solo quería una peli de aventuras bien hecha, sin pretensiones raras, pero tiene muchos baches que no soy capaz de tragarme y me impiden que la llegue a disfrutar.
Y sí, generalmente las película de animación suelo verlas dobladas (pero eso no tiene nada que ver con que ponga los títulos de España). La versión original seguro que es mejor (además, nunca odié tanto al doblador de Johnny Depp en España como lo he hecho con esta peli), pero estoy tan acostumbrado que un mal doblaje no me hace quitarle puntos a una peli. Y si es tan malo que no lo soporto, le intento dar una segunda oportunidad en v.o.

Pero bueno, son gustos, y a mí cuando una peli no me gusta me pongo así de gilipollas xD Pero de nuevo, gracias por tu comentario, que viva la subjetivdad, y un saludo ;)

Gine dijo...

Después de echar tanta bilis en la crítica... veo un 5!! Nenaza!!

Estoy de acuerdo contigo que originalidad 0, pero sabe mezclar bien muchas, muchísimas películas... entre las que te has dejado Chinatown (de ahí si se copia de forma casi literal). Y tu te llamas cinéfilo!!

Como te vuelvas a meter con Rango empezará nuestro duelo:
Gine: *escupe un gapo a la altura del mejor clint Eastwood en la trilogía del dolar y se pone delante de Roke*
Roke: *se levanta le mira directo a los ojos. Saca la harmónica mientras toca "man with a harmonica de Morricone"...*
Gine: *cansada del coñazo de la harmónica saca su colt y le clava un balazo en la sien.

Saludos ;)

Emilio Luna dijo...

Eso digo yo!!Después de la crítica me esperaba una puntuación negativa! Te has quedado agusto jaja!El caso es que no me gustó demasiado Rango, ya lo hemos hablado en alguna ocasión, aunque tampoco lo hizo tu amada Cars 2. Lo mejor de la animación este año viene de Europa, por suerte.

Un abrazo Roke.

Roke Molina dijo...

Gine: ¿Cómo que nenaza? Si siempre lo digo, la peli no es que sea mala, pero le tengo tirria a morir.
Lo de Chinatown es cierto, no había caído, gracias por el dato. Y soy cinéfilo como al que le gusta echar siestas, a un cinéfilo "de verdad" le digo todas las películas que no he visto y se harta de llorar.

Me ha encantado el duelo. Tú te has desfogado de mí en tu fantasía, a mí me ha puesto tocando a Morricone... Aunque seas la que más insultos me dedicas y desgracias me deseas, no me puedo enfadar contigo xD

¡Saludos!

Roke Molina dijo...

Emilio: sin el fondo no es mala, y he sido capaz de verla dos veces, pero no le veo las cualidades que todo el mundo le ve.
Debería ver Arrugas y Alois Nebel antes de darte la razón, pero las mejores del año sí que las he encontrado en Estados Unidos: Tintín y, sí, Cars 2 XD
Pero eso, al menos con esta crítica me he quitado la espinita. Ahora me falta hacer la crítica ultraromanticona a Cars 2 y ya dejáis de visitarme para los restos xD

¡Saludos!

Rodrigo Moral dijo...

Algunas cosas me hirieron en el alma. Lo que más, sí, que aclararas con la PD lo de la ratita. Recemos porque fuese Mickey, que nunca le tuve demasiada simpatía. Remy no, por favor!
Bueno, creo que quedó claro en miles de medios que a mí me encantó, que me pareció la mejor película animada del año y una de las mejores películas del año. Pero que no te haya gustado se entiende. Cuando el personaje no te cae (me pasó con Extremely loud and incredibly close), no te cae. Punto. Y se te hace difícil seguir navegando. Que reste puntos éso, seguro, es muy común.
En mi caso, no me molestó. Tampoco me enamoré, eh (cosa que sí me pasó con Ratatouille, o con El gato de París), pero no me cayó mal. Por otro lado, creo que la adultez no tiene que ver con el mensaje filosófico, sino con el mensaje crítico sobre los recursos naturales y el dominio de los sectores de poder. En ese sentido me pareció un doble discurso muy bien logrado, para chicos y para grandes.

Ah, odio a su director. Lo detesto. No sé cómo puede gustar Piratas del Caribe. Menos cómo pueden gustar todas.

Saludos.

Alvaro dijo...

Supongo que tanta alabanza se dio en un momento en el cual Pixar estaba, no sé, en su punto más "bajo"Al menos considerando su habitual dominio sobre la animación norteamericana digital)

Aunque a mí si me gusto Rango entiendo lo que sientes por esta película, porque tuve una experiencia similar tras ver Happy Feet en el 2006 (Y de la secuela, ni hablar)

La película de Gore Verbinsky que menos me gustó fue "La Mexicana" (Que también era algo así como un homenaje al Western, aunque me pareció una mala copia de las películas de Robert Rodríguez)