23/12/08

¿Carrera de F1? No, no, carrera por el óscar

La carrera por el óscar continúa, y va que se las pela. Desde que hace 52 días publiqué mis últimas predicciones han ocurrido muchas cosas. Ya no sólo podemos prever los resultados en los óscars a partir de los pósters y tráilers promocionales que publicitan las productoras, o de nuestras impresiones subjetivas, ahora, la carrera por el codiciado óscar se ha convertido en una auténtica lucha de titanes por la supremacía en los premios de la crítica de cine americana y por consiguiente, liderar la tan reñida carrera.


Uno de los títulos que más está dando que hablar es Slumdog Millionaire, la más premiada de la temporada. Con victoria en los Satellite Awards, National Board Review, y premios de la Crítica de Washington, Phoenix, Boston, San Diego y la Crítica Online de Nueva York, además de la nominación a la mejor película de drama en los Globos de Oro (entre otras categorías) y demás nominaciones; es por el momento la favorita indiscutible a llevarse el óscar y siguiendo su arrase, no habrá quien la pare. Su victoria supondría la sentencia final del cambio que nos ha venido mostrando durante los últimos años (de las victorias de dramas románticos a películas de acción desatada, véase los óscars pasados) que nos confirmaría que no estamos ante la misma academia que premió no hace mucho tiempo a El Paciente inglés, Titanic y Shakespeare in love.
Slumdog Millionaire se destaca como la máxima favorita, ¿pero quién le hace sombra? No tenemos un título concreto. The Curious Case of Benjamin Button ha pasado de liderar todas las quinielas a mantenerse al margen, teniendo una única victoria en los premios de la crítica (de St. Louis en este caso), y nominaciones en otros, destacando a la mejor película drámatica en los Globos de Oro. Pero a pesar de ello, nadie duda como una seria contendiente a la nominación y al óscar.
El lado hollywoodiense de Gus Van Sant también se alza como otra favorita en la carrera teniendo Milk victorias en los premios de la crítica de Nueva York, San Francisco y la Crítica del Sudeste, aunque su casi total ausencia en los Globos de Oro nos hace dudar de sus posibilidades de óscar, aunque no de nominación. Caso similar el de The Dark Knight, el fenómeno de masas de la temporada, que con victorias en los premios de la crítica de Austin o los Hollywood Awards ha sido desde el inicio una apuesta comodín, y sus posibilidades en los óscars no siempre están definidas, además hay que añadir una ausencia notable en las nominaciones Globos de Oro.

Estas cuatro, a día de hoy, pueden ocupar cuatro de las cinco plazas en la nominación a mejor película; la quinta, todavía es una gran enigma. Entre las sombras se hallaba la magnífica última producción de Pixar, pero Wall.e se desmarcó en la carrera con una sorprendente victoria en la crítica de los Ángeles que se vio reforzada con el ex-aequo de Boston con Slumdog Millionaire. La posibilidad de nominación de Wall.e no sólo supondría un triunfo para ella, sino para toda la animación que siempre se ha tenido como un género menor, idea reforzada con la horrible categoría de "mejor película de animación" que relega a magníficas producciones a no competir con incluso obras menores sólo por no contar con actores de carne y hueso (véase el año anterior, dónde Ratatouille y Persépolis superaban a más de la mitad de los nominados a mejor película). Su nominación rompería con este tópico. Junto con Wall.e, Frost/Nixon continúa sin sobresaltar al acecho de la nominación.

Casos totalmente distintos los de The Reader y Revolutionary Road. Las dos partieron como serias contendientes en la carrera pero su leve aparición en los premios de la crítica bajaron sus humos de óscar (los míos con The reader, por ejemplo). Quizás se vieron reforzadas con sus inesperadas nominaciones a los Globos de Oro en la categoría de mejor película drámatica, pero a día de hoy, muchos dudan de su nominación (aunque yo sigo confiando en que Daldry no saldrá tan mal parado). Igual, Clint Eastwood parece descartado con su Gran Torino (y con Changeling).

Y por último The Wrestler (esta con más opciones), Doubt, Frozen River, Rachel Getting Married, Wendy and Lucy, Happy-go-lucky y The Visitor permanecen en un cuarto plano, al acecho de la caída en la carrera de alguna de las anteriormente mencionadas esperando una nominación que resultaría absolutamente sorprendente.

A continuación unas nuevas predicciones. La carrera por el óscar continúa, más emocionante que nunca.

1 comentario:

The Independent dijo...

Hola Roke,
No comparto tu apreciación sobre los potenciales nominados a mejor película.
Es cierto que "Slumdog Millionaire" parte como gran favorita, pero siendo una película indie filmada fuera de USA difícilmente podría llevarse el premio porque sería darle la estocada final a la industria del cine hollywoodense.
"The Curious Case of Benjamin Button" podría verse como la más beneficiada, pero al menos su trailer no me convence en absoluto. Luce tan fría, tan sombría para ser de ficción; y es una utopía pensar que porque Fincher es un director subestimado y en primer plano tenemos a Pitt+Blanchett, se deba premiar al producto.
Aunque es remoto que "Frost/Nixon" se consagre como mejor película, es indiscutible que ya tiene la nominación asegurada.
Quedan dos plazas, tenemos la "indie", la de ficción, la de corte político que tanto gusta al sector adulto-mayor de la Academia... con lo cual se concluye que esas dos vacantes han de ser consignadas a dos películas de corte dramático, como es costumbre.
Veo tres nombres con posibilidades: "The Reader", "Revolutionary Road", y "Gran Torino".
Veamos las estadísticas, "The Reader" asegurará la nominación a Mejor Director de Stephen Daldry, quien iría por su tercera postulación luego de sus dos trabajos previos (Billy Elliot y The Hours). Por la historia, características del argumento y desarrollo de la trama - además del reparto estelar -, es muy poco probable que "The Reader" quede fuera de competencia. Lo mismo podría decirse de "Revolutionary Road", pero debido al mensaje final podría resultar en extremo pesimista y sombrío para el gusto de los académicos.
Es aquí donde "Gran Torino" podría desmarcarse para obtener la quinta plaza, y si no fuera por culpa de las estadísticas, hasta podría decir que en este panorama Eastwood podría salir bien librado con su historia sencilla pero bastante efectiva.
"Milk" sólo podría robarle la plaza a "Frost/Nixon", improbable verlas juntas en la pugna por el OSCAR. "The Dark Knight", a mi juicio la película más sobrevalorada de la temporada, hace mucho que ha quedado fuera de competencia. "Wall-E" sería una agradable sorpresa, pero pienso que su plaza estaría ocupada por "The Curious Case".
"Doubt" bien podría erigirse como una fuerte posibilidad ante las películas dramáticas, pero me temo que tendrá que conformarse con las categorías actorales, donde parten con muchas posibilidades de obtener reconocimiento (como sucediera con Spike Jonze el 2002 y "Adaptation").
"Rachel Getting Married" o "The Wrestler" son películas menores que tienen posibilidades nulas ante su representante "indie", "Slumdog Millionaire".
Saludos!
THE INDEPENDENT